¿Por qué pierde audiencia RTVE?

 

Imagen

No querer ver la realidad es pecado mortal. Entre otras cosas porque no querer verla implica, de primeras, no querer atajar los problemas que de ella se derivan. Pero en el caso de los medios de comunicación, que trabajan precísamente para hacerse eco de la misma, y transmitirla a los demás, con toda una serie de valores periodísticos que huelga ahora recalcar, es sencillamente un suicidio.

La pérdida masiva de espectadores de RTVE en los dos años de gobierno del PP es un hecho palmario, como demuestran los dos graficos que acompañan esta entrada. La audiencia general se ha desplomado desde niveles cercanos al 20%, a valores que ahora rondan el 13% pero que han llegado a ser inferiores al 10%. Esto significa que TVE ha perdido el liderazgo como medio de comunicación.

Puede que tenga que ver con el retraso series con gran audiencia como “Aguila Roja”, “Cuéntame cómo pasó” o “Isabel o “Los misterios de Laura”, que se tiraron en el cajón una buena cantidad de meses, desde que a principios de 2012 entrara el nuevo equipo directivo del PP. Puede que tenga que ver con la renuncia a las transmisiones de partidos de fútbol o de eventos históricamente retransmitidos por TVE como el Mundial de Motociclismo.

Pero hay dos elementos a los que hay que destacar, a mi modo de ver, como causas raices de la pérdida de audiencia y de prestigio de la cadena pública: por un lado, la sectaria forma de elegir a sus órganos directivos, tras los avances hechos en las dos legislaturas anteriores. Por otro lado, las denuncias que los propios trabajadores de RTVE hacen de manipulación y falta de seriedad informativa. Todo ello ha dado como consecuencia no solo la pérdida de audiencia general de la cadena, también la pérdida de audiencia de los informativos.

Imagen

Si bien es cierto que con la mayoría de cambios de gobierno, los telediarios de RTVE sufrieron pérdidas de audiencia y liderazgo, nunca dichas pérdidas fueron tan pronunciadas ni tan sostenidas en el tiempo. De este modo, los informativos de La 1 se han convertido en los terceros mientras que las cadenas privadas se frotan las manos, en el caso de la sexta con una subida considerable cercana al 50%.

Una de las mejores herencias que el PSOE dejó en este país fue una televisión pública prestigiosa, premiada en varios años consecutivos por su calidad informativa y de contenidos, con un consejo de administración pactado por los distintos grupos políticos, exenta de polémica, y sobre todo y ante todo, volcada en un servicio al ciudadano indispensable: contarle al ciudadano la realidad, sin aditivos.

Veletas

Soy asiduo lector de un  blog absolutamente neoliberal. ¡Oiga! Rogaría que no se me crucificase tan pronto. En este país de sectarismo político los politólogos, aunque afiliados a Juventudes Socialistas, estamos para leer hasta las propiedades del Cola-Cao. Y es que me sorprende como ahora los mismos que decían que lo que necesitaba España era reducir drásticamente su déficit se apunten ahora a las teorías del crecimiento como solución. Más vale tarde que nunca, pero que se den prisa.
Hoy, que la prima de riesgo ha bajado a 515 puntos (¡UNA NOTICIA SIN DUDA EXCELENTE!) quizá tengamos algunas horas para replantearnos seriamente nuestra estrategia política de cara a salir de la crisis si no queremos que los 16 defensores del pueblo que todavía no se han pronunciado lo hagan en los mismos términos que el defensor del pueblo andaluz
En fin, que resulta sorprendente que ahora Rajoy, Monti y los economistas que escriben en blogs conservadores se encuentren mejor acompañados de las ideas del “diablo” Hollande que de la propia Merkel, que no es que sea una veleta, es peor: no se conforma con darse cabezazos contra la pared sino que probablemente no parará hasta  partirla con la frente y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, acabar derribando un edificio institucional, el Europeo, que no se construyó en unas horas y que tan bueno ha sido para países como el nuestro. 
Veamos, esta claro desde hace unos años por qué España tiene un problema: sufrimos una  nueva recesión porque las empresas y familias no pueden pagar su enorme endeudamiento por el fuerte desempleo y la exposición a una burbuja inmobiliaria, y que dicho sector financiero no puede subsanar por ser acreedor de esas empresas y familias que no pagan sus créditos y porque deben dinero a los prestamistas externos (fundamentalmente del BCE), de los que dependen enormente. A su vez, en las últimas semanas, la exposición del sector financiero a la recesión y la burbuja ha provocado una episodio de crisis financiera sin precedentes en España que ha resultado mortal para la cuarta entidad más fuerte del país: Bankia, arrastrando a todo el sector financiero hacia un campo minado de dudas, desconfianza e impotencia que hemos intentado solucionar con un rescate del cual no conocemos condiciones salvo que todo aquello que el Gobierno dijo que no ocurriría ha pasado: 
– El rescate es una excelente noticia para España y restaurará la confianza….en el bono alemán, porque el español roza los 600 puntos de diferencia.
– No habrá contrapartidas macroeconómicas…. pero os subo el IVA como tarde en 2013 y voy acojonando a los funcionarios públicos.
– No elevará el déficit………no más de 4.000 millones de euros.
– No elevará la deuda pública………. salvo hasta el 90% del PIB
Hoy mismo el Presidente del Gobierno ha dicho que nadie le ha presionado para que pida el rescate cuanto antes. Pues menos mal.
Seamos serios, que yo prefiero a un veleta que a un intransigente. Digamos claramente lo que España necesita a nivel Europeo: 
– Bajada de tipos de interés.
– Compra de deuda Española por parte del BCE.
– Eurobonos. 
– Unión Fiscal y Bancaria.
Y hagamos los deberes dentro: 
– Dejar de mentir (-nos a nosotros mismos) y clarificar qué vamos a hacer con el rescate a la banca.
– Identificar los factores productivos infrautilizados y poner los recursos públicos necesarios para ponerlos a funcionar. (cerca de 6.000.000 millones de personas lo están esperando). En otras palabras, generar actividad para generar ingresos.
– Mantener el gasto en educación.
– Elevar el gasto en I+D+i.
– Reformas Institucionales referentes a las retribuciones de los cargos politicos (Alcaldes, consejeros, asesores…) para hacerlos homogeneos. 
– Eliminación de las diputaciones provinciales. 
– Homogeneización de competencias y sistemas de diálogo y cooperación autonómicos (a falta de un Senado en condiciones) para reducir el déficit.
– Luchar contra el fraude fiscal. 
– Acabar con la corrupción.
– Reducción de gastos en ministerios como Defensa o en apartados como publicidad.
 …… seguro que a vosotros se os ocurren otras tantas cosas que quedan por hacer.
Y si el Gobierno considera que por si mismo no puede hacer los deberes que llame a la oposición,  que ya le ha tenido la mano, y eso da una imagen espléndida hacia el exterior. Al fin y al cabo Rajoy se ha apuntado de facto a las medidas de la  estrategia del crecimiento que ya propugnaba Rubalcaba el verano pasado. Yo prefiero a un veleta que a un intransigente.

_______________________

PD: Aunque no vamos por el buen camino

El Papa se equivoca

Benedicto XVI debería estar preocupado por la sensación que ha dejado en España en la que es su primera gran visita. Muy alejado de lo que Juan Pablo II nos tenía acostumbrados, la figura de Benedicto XVI ha quedado devaluada en España por unos comentarios que deberían haber sentado mal a cualquier español medio. Pensar que el laicismo en España es violento suena a recordar las quemas de iglesias de finales del XIX y principios del XX o el anticlericalismo de alguna parte de la sociedad española de estos dos últimos siglos.
Sin embargo, los laicos nunca nos hemos salido con la nuestra. Desde siempre, en España al menos, la iglesia ha estado al lado del poder y ha favorecido a un determinado signo: el conservador. A periodos progresistas le seguían periodos alimentados por ideólogos empecinados en “recatolizar España”. Y es que cuando quiera el sumo pontífice, puede leer todas las líneas de investigación historiográfica del “nacional-catolicismo español” (Donoso Cortés, Menéndez Pelayo…y otros muchos). Pero esto no debería preocuparnos ahora, aunque esté grabado en la memoria de algún que otro colectivo.
Desde la aprobación de la Constitución hasta ahora siguen vigentes 2 Concordatos que dan privilegios a la Iglesia Católica pese a que la constitución reza en su artículo 16 que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, reconociendo después la realidad católica de España. Pero siempre hemos ido demasiado lejos. El Estado estuvo financiando a la Iglesia vía presupuestos bastantes millones de euros hasta 2007, la casilla de exención fiscal en favor de la Iglesia sigue vigente y la Iglesia no ha hecho nada por autofinanciarse, que es a lo que le obligan los acuerdos con el Gobierno.
Desde 1975 hasta ahora, la jeraquía eclesiástica no ha dudado en oponerse a los Derechos sociales reconocidos legalmente: Divorcio, Ley de Despenalización del Aborto, Ley de Matrimonio Homosexual, Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo…. así como de otros avances como el preservativo, que tanto han supuesto en la detención de muertes por VIH y otras ETS.
Salvo el periodo de tiempo comprendido entre el final de la dictadura y la transición democrática, la Iglesia no ha sabido cautivar el sentir social de los españoles. Cualquier transgresión del orden social conservador-católico ha sido utilizada además políticamente.
¿Para cuando pues una Iglesia Social verdaderamente preocupada por los problemas sociales de verdad? ¿Reformamos la Constitución para explicar lo que es el laicismo? Esperemos que la Ley de Libertad Religiosa sea suficiente.