¿Por qué pierde audiencia RTVE?

 

Imagen

No querer ver la realidad es pecado mortal. Entre otras cosas porque no querer verla implica, de primeras, no querer atajar los problemas que de ella se derivan. Pero en el caso de los medios de comunicación, que trabajan precísamente para hacerse eco de la misma, y transmitirla a los demás, con toda una serie de valores periodísticos que huelga ahora recalcar, es sencillamente un suicidio.

La pérdida masiva de espectadores de RTVE en los dos años de gobierno del PP es un hecho palmario, como demuestran los dos graficos que acompañan esta entrada. La audiencia general se ha desplomado desde niveles cercanos al 20%, a valores que ahora rondan el 13% pero que han llegado a ser inferiores al 10%. Esto significa que TVE ha perdido el liderazgo como medio de comunicación.

Puede que tenga que ver con el retraso series con gran audiencia como “Aguila Roja”, “Cuéntame cómo pasó” o “Isabel o “Los misterios de Laura”, que se tiraron en el cajón una buena cantidad de meses, desde que a principios de 2012 entrara el nuevo equipo directivo del PP. Puede que tenga que ver con la renuncia a las transmisiones de partidos de fútbol o de eventos históricamente retransmitidos por TVE como el Mundial de Motociclismo.

Pero hay dos elementos a los que hay que destacar, a mi modo de ver, como causas raices de la pérdida de audiencia y de prestigio de la cadena pública: por un lado, la sectaria forma de elegir a sus órganos directivos, tras los avances hechos en las dos legislaturas anteriores. Por otro lado, las denuncias que los propios trabajadores de RTVE hacen de manipulación y falta de seriedad informativa. Todo ello ha dado como consecuencia no solo la pérdida de audiencia general de la cadena, también la pérdida de audiencia de los informativos.

Imagen

Si bien es cierto que con la mayoría de cambios de gobierno, los telediarios de RTVE sufrieron pérdidas de audiencia y liderazgo, nunca dichas pérdidas fueron tan pronunciadas ni tan sostenidas en el tiempo. De este modo, los informativos de La 1 se han convertido en los terceros mientras que las cadenas privadas se frotan las manos, en el caso de la sexta con una subida considerable cercana al 50%.

Una de las mejores herencias que el PSOE dejó en este país fue una televisión pública prestigiosa, premiada en varios años consecutivos por su calidad informativa y de contenidos, con un consejo de administración pactado por los distintos grupos políticos, exenta de polémica, y sobre todo y ante todo, volcada en un servicio al ciudadano indispensable: contarle al ciudadano la realidad, sin aditivos.

Anuncios