¿Un cara a cara es posible?

Hoy hemos conocido que la Asociación de Vecinos del casco antiguo de Calahorra y Ecologistas en Acción han convocado un debate para el próximo 5 de mayo que tratará de forma monotémica el asunto del casco antiguo. Una idea magnífica siempre y cuando dicho debate sirva de algo. Durante las pasadas elecciones el debate solo sirvió para evidenciar las diferencias entre los grupos políticos y el aislamiento político del PP y de su alcalde que, como bien muestra el estado actual del lugar ha emprendido pocas o casi ninguna acción para recuperar un espacio que representa nuestra historia pero también el gran potencial turístico de Calahorra, cuestión abandonada sin lugar a dudas por el actual alcalde y Equipo de Gobierno.

Pero es que además de este debate, David García, en representación del PSOE, ha lanzado hoy el reto al candidato del PP, Javier Pagola. Sí, claro; le ha pedido un cara a cara. Un tipo de debate que es inédito en Calahorra.

Más allá de las posiciones políticas de cada cual, sobradamente conocidas, los debates son siempre de sumo interés:

Los debates son un medio eficaz para confrontar ideas, y lejos de la imagen negativa que los ciudadanos y, especialmente, los jóvenes tienen de sus políticos, los debates pueden atraer el interés de los ciudadanos por las elecciones y por las opciones que tienen a la hora de ir a las urnas. Con respeto y tolerancia, solo con diálogo podemos lograr hacer un poquito de pedagogía y cambiar las cosas, aunque solo sea en este aspecto. En definitiva, los debates contribuyen a la mejora de la democracia cuya base no es tener más votos y escaños que el contrario. La base de la democracia es el diálogo y la confrontación de argumentos y medidas entre las distintas minorías.

Dos debates hay planteados a partir de ahora. El primero, el 5 de mayo, sobre el casco. Este debate es de sumo interés porque es una zona que requiere la acción directa del Equipo de Gobierno. Ya no valen medias tintas con este asunto porque el casco antiguo ha pasado a un estado vergonzoso que no podemos tolerar: por orgullo, por historia y sostenibilidad de la ciudad.

El hipotético cara a cara tampoco puede faltar, en mi opinión, puesto que es la mejor forma de establecer diferencias entre los programas, las medidas, el liderazgo, el equipo, etc…tanto de David García como de Javier Pagola. Es decir, tendremos la oportunidad de observar las diferencias entre un candidato con estrategia para la ciudad como David y la estrategia del candidato sin ideas para Calahorra. Si, si, con todos mis respetos personales, pero me refiero al actual alcalde, Javier Pagola.

Por la mejor TVE de la historia. Gobierne quien gobierne.

Podía imaginarme muchas cosas que el PP podía hacer para desprestigiar al Gobierno o para atacarlo. Solo hay que echar la vista atrás cuando Cospedal dijo, sin presentar prueba alguna, que el Gobierno de España vigilaba y espiaba a miembros del PP, o que está negociando con ETA. Un ejemplo más del “todo vale” para ganar elecciones es decir que los servicios informativos de TVE no son imparciales, como si semejante información pudiera ser contrastable o digna de cualquier tipo de prueba que ratificara la acusación. Y ese no es el problema real, el problema real es que les da igual que esa afirmación contradiga el pacto suscrito entre todos los partidos, incluido el PP, para elegir quienes tienen que dirigir la televisión pública y de qué forma se tiene que hacer. Y también les da igual desprestigiar a los miembros de los informativos de TVE que, como Ana Blanco o como Ana Pastor han recibido premios nacionales e internacionales por su calidad informativa.
La cuestión es difundir el rumor y volver al cliché político de que en función de quien gobierne, los informativos de TVE están intervenidos de uno u otro lado. Para quienes consumimos diariamente la televisión pública y vemos la modernización y la profesionalización que la caracterizan desde hace varios años no necesitamos que la dirección de nuestros partidos vengan a decirnos que el trabajo de todas estas personas está hecho con una sensibilidad, imparcialidad y objetividad que hacía años que no se conocían en TVE.

Con David García, Calahorra está a tiempo…

Frenéticas semanas las que el PSOE Calagurritano atraviesa en el más corto plazo. Tampoco creo que nadie se extrañe teniendo en cuenta la incansable tarea que han venido desarrollando sin pausa desde hace cuatro años: una oposición respetuosa, responsable, dura y constante. Una oposición que molesta al Partido Popular, especialmente porque obliga a mover el culo a muchos de sus concejales, que han depositado su trasero en el sillón sin mayor objetivo que el de pasar cuatro años ocupando un cargo público (si me lo piden doy ejemplos). Es el caso de algunos de ellos cuyas actuaciones al frente de sus áreas han brillado por su ausencia o bien han sido polémicas, o bien excesivamente recatadas, o bien escasamente reconocidas por su jefe.

Sea como fuere, durante cuatro años se ha forjado un equipo dentro del PSOE, capitaneado por la dirección nacida tras la dimisión de San Felipe y la entrada como Secretario General de David García. Tengo que decir que es sorprendente la regeneración que poco a poco ha llevado a cabo el nuevo capitán. Ha conseguido hacer una lista joven, cuya media de edad ronda los 35 años pero en la que están representadas todas las edades y colectivos destacados de la ciudad. David cuenta para ello con el apoyo y la ayuda de las Juventudes de Calahorra, que le prestan su energía y que sirven de base para la renovación y la ilusión del Partido Socialista en nuestra ciudad. David y la dirección socialista han tratado de reforzar y ampliar el partido desde los jóvenes y ésto, que es una cosa de por si importante, estoy seguro de que es la base desde la cual el partido va a ir ganando simpatías y puede jugar un buen papel de cara a las elecciones del 22 de Mayo.
El liderazgo de David es especial. Dicen muchos que no comunica, o que es “demasiado buena persona” para ser Alcalde. No estoy de acuerdo, David es una persona extremadamente comunicativa y dialogante, se entiende bien con todo el mundo, no tiene prejuicios hacia nadie, es firme en sus ideas y a la vez paciente con las personas. Es uno de esos individuos que inspiran seguridad porque solo se preocupa de las cosas que verdaderamente son importantes. Para todo lo demás…trabajo, trabajo y trabajo. A eso le ganan pocas personas porque es incansable. ¿Desde cuando un alcalde tiene que ser “mala persona” o “autoritario”? Eso son cosas de la vieja política…de quien se ha quedado obsoleto…
Por eso su liderazgo es especial, no es personalista sino inclusivo. Es importante ésto porque mientras que otros liderazgos tradicionales como el de Pagola, por poner un ejemplo, son autoritarios y basados en el carácter, David ejerce su liderazgo trabajando y haciendo partícipes a todos aquellos que lo desean del trabajo del partido y de su grupo. Eso es verdadero liderazgo democrático.
Por eso pienso que el 22 de Mayo, David dará su sorpresa, la que tanto merece con su trabajo, la que tanto a luchado y la que tanto necesita Calahorra.


¡ESTAMOS A TIEMPO!

Estamos a tiempo calagurritanos y calagurritanas. Tenemos un buen equipo y un futuro alcalde con objetivos ambiciosos para Calahorra. Estamos a tiempo de que en Calahorra se desarrollen los mejores proyectos educativos, de impulsar una nueva fase de industrialización, de renovar nuestro casco antiguo, de fomentar una participación y una convivencia sana entre todos. El programa os mostrará como queremos hacer todas estas cosas. Y se hará con humildad, con la mejor voluntad y contando con todos, con todas las ideas posibles. Y se hará para todos.
No es cuestión de desvelar aquí el programa del PSOE de Calahorra. Solo quiero transmitir mi emoción por este momento. Por colaborar en algo tan importante para mi, y para lo cual voy a poner todo mi conocimiento, mi voluntad, mis ganas y mi vocación. Para mi esta candidatura lo tiene todo: juventud, experiencia, rigor…y pasión.
Me quedo con una frase “Porque creo en Calahorra tanto como tú”

Soy de izquierdas y tan español como tú.

Ultimamente el ambiente político es detestable. Los contínuos ataques por parte del PP al Gobierno a costa del consenso en la política antiterrorista están sirviendo para que un sector radical de la derecha española vuelva a la calle portando banderas y crucifijos. A esta hora se celebra en Madrid una manifestación contra el Gobierno con la excusa, como siempre, de apoyar a las víctimas de ETA. Es decir, se había convocado una protesta contra la participación de determinados partidos de la izquierda abertzale en las municipales…pero en realidad esto era una excusa para salir a la calle a gritar “Rubalcaba a prisión” o “Zapatero dimisión”. Así es la derecha española, tan confusa y contradictoria como tan simplemente insolente.
Quiero expresar mi más profundo rechazo a este tipo de eventos tergiversados, plagados de banderas acusatorias más que símbolos de unidad nacional, que tratan de excluir a una parte del país, a la izquierda concretamente, de la comunidad política en la que vivimos: España. Nosotros somos tan españoles como ustedes, amigos manifestantes, queremos tanto o más a España como ustedes, nos vinculamos con su historia, su cultura y tradición tanto como ustedes, respiramos su aliento tanto como ustedes y nos duelen las situaciones por las que pasamos tanto como a ustedes. Nos dolió el 11-M, la T4 y cada uno de los atentados de ETA que se han perpetrado en este país desde sus inicios.
Por eso no puedo estar de acuerdo con que una manifestación para protestar por hechos que ni siquiera han ocurrido (legalización de Sortu y participación en las elecciones municipales) sea solamente una excusa para decir aquello que ya sabemos que ustedes piensan.
Por eso, si quieren salir a la calle a protestar y pedir la dimisión del Gobierno, háganlo. Tienen todo mi respeto. Están en su derecho. Pero no utilicen a las víctimas. No contaminen el debate y la convivencia democrática. Solamente salgan y digan: “Zapatero dimisión y Rubalcaba a prisión”…tampoco es tan dificil.
Yo no les seguiré porque apoyo a Zapatero y a Rubalcaba, y especialmente a la política antiterrorista de este gobierno, que ha descabezado a la banda en mas 4 o 5 ocasiones y que sí, negoció con ETA, pero en términos similares que quienes hoy les apoyan. Por eso les pido que sean sinceros en sus pretensiones porque sino lo único que están tratando de hacer es decirnos a quienes no vamos a esa manifestación que no somos tan españoles y católicos como ustedes.
Y eso es….¡mentira!

El campo de batalla de la política.

El panorama político que podemos leer en los periódicos o ver en la tele ultimamente es desolador. El “Caso Gürtel”, “Faisán” “Pretoria” “ERES” nos sitúan en un campo de batalla que no es tan real como medios de comunicación y partidos transmiten. La situación es grave no tanto por la existencia de casos de este tipo, sino porque el campo de batalla de la política parece haberse desplazado desde el Parlamento hasta la Justicia.

De esta forma los ciudadanos nos convertimos en juzgado popular de imputados que solo responden a dos tipos de adjetivos “culpable” o “inocente”, desplazándo la cualidad del resto de políticos hacia ese mismo campo de arena, haciéndo responder a la mayoría de problemas que no afectan más que a una minoría.

Ahora, el problema real no es este. A nadie se le escapa que si la ley, la que sea y por quien sea, se incumple se puede y se debe acudir a las leyes y al derecho, en definitiva, a los tribunales de justicia para comprobar el respeto a las normas de convivencia común. El problema es que el lenguaje que usan a veces es pernicioso para la convivencia, y en este caso prefiero no incluirme, porque me refiero a determinados caneles de televisión y algunos periódicos: es una nueva cultura del odio al diferente y al contrario. Es un verdadero peligro y tenemos que darnos cuenta que hay mas cosas que, como españoles y ciudadanos, nos unen que nos separan.

En mi caso, no encontrarán en este blog ninguna muestra de falta de respeto e intolerancia hacia el contrario. Ahora, por ello no soy menos contundente que quienes tienen en su boca palabras llenas de odio…