Campañas Electorales persecutorias= Devaluación de los valores democráticos

Necesito tiempo para asimilar de que forma la sociedad catalana va a tener la oportunidad de dar su voto a una organización que ha llevado al primer plano las cuestiones que avivan sentimientos de xenofobia y de racismo.

Ahora bien, el PP Catalán lo esconde hablando de “gestión migratoria”, inmigración legal, empleo…¿Pero entonces por qué el videojuego que sacaron en facebook hace pocos días tenía por objeto cazar inmigrantes e independentistas?

¿Por qué hay que mandar a la mierda a quien no te gusta? ¿Por qué no pueden tratar de integrar?

Es muy sencillo. Con la política económica que plantea el PP de reducción de impuestos e ingresos públicos y de politicas públicas del Estado del Bienestar, lo unico que se puede conseguir es romper la cohesión social y aniquilar las políticas sociales.

El empleo no se crea expulsando al inmigrante sino activando la economía y para ello se necesitan recursos. Pero saben que si dicen que necesitan subir los impuestos no ganarían ni la mitad de votos.

Cuando dicen que en el lenguaje está la igualdad tienen razón. CAZAR AL INMIGRANTE es similar a PERSEGUIRLO, y por lo tanto convertirlo en DELINCUENTE per se.

ES UNA VERGÜENZA.

Anuncios

El PP Catalán APESTA con respecto a la inmigración…

No me parece que la inmigración tenga que ser ahora un debate real – que vaya más allá de lo puramente electoral, por más que esto ya es suficientemente peligroso- pero se conoce que en Cataluña si lo es. Tenemos que estar acostumbrados a pensar que cada grupo político tenga una posición acerca de ello y a respetarla, pero quien la formula estará expuesto a que dicha posición sea juzgada y criticada.

Este post tiene que ser corto y por eso hay que apuntar algunas cositas muy muy claras:
1. Que cualquier ciudadano residente en España tiene que cumplir con la ley, incluso siendo nacional de España, tanto o más que el inmigrante ilegal (que poco me gusta ese adjetivo…).
2. Que a nadie se le pueden imponer unas costumbres ni unas tradiciones. Estas se toman de forma voluntaria y el deber de cualquier ciudadano es respetar al diferente. Su cultura, su religión, su raza, su género, su identidad sexual….
3. Si el derecho viene a regular la adaptación legal de cualquiera de estos colectivos a una ley específica de obligación, en concreto, a adaptarse a otra cultura, estamos hablando de un claro caso de discriminación.
4. El respeto al diferente es una cuestión ética. Puramente y sencillamente ética.
5. En ningún caso la falta de servicios sociales puede ser culpa de los inmigrantes sino de una disminución de los recursos a consecuencia de la crisis y de políticas públicas inadecuadas.
….
(Quien quiera que siga, que últimamente no escribís nadie).

El Papa se equivoca

Benedicto XVI debería estar preocupado por la sensación que ha dejado en España en la que es su primera gran visita. Muy alejado de lo que Juan Pablo II nos tenía acostumbrados, la figura de Benedicto XVI ha quedado devaluada en España por unos comentarios que deberían haber sentado mal a cualquier español medio. Pensar que el laicismo en España es violento suena a recordar las quemas de iglesias de finales del XIX y principios del XX o el anticlericalismo de alguna parte de la sociedad española de estos dos últimos siglos.
Sin embargo, los laicos nunca nos hemos salido con la nuestra. Desde siempre, en España al menos, la iglesia ha estado al lado del poder y ha favorecido a un determinado signo: el conservador. A periodos progresistas le seguían periodos alimentados por ideólogos empecinados en “recatolizar España”. Y es que cuando quiera el sumo pontífice, puede leer todas las líneas de investigación historiográfica del “nacional-catolicismo español” (Donoso Cortés, Menéndez Pelayo…y otros muchos). Pero esto no debería preocuparnos ahora, aunque esté grabado en la memoria de algún que otro colectivo.
Desde la aprobación de la Constitución hasta ahora siguen vigentes 2 Concordatos que dan privilegios a la Iglesia Católica pese a que la constitución reza en su artículo 16 que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, reconociendo después la realidad católica de España. Pero siempre hemos ido demasiado lejos. El Estado estuvo financiando a la Iglesia vía presupuestos bastantes millones de euros hasta 2007, la casilla de exención fiscal en favor de la Iglesia sigue vigente y la Iglesia no ha hecho nada por autofinanciarse, que es a lo que le obligan los acuerdos con el Gobierno.
Desde 1975 hasta ahora, la jeraquía eclesiástica no ha dudado en oponerse a los Derechos sociales reconocidos legalmente: Divorcio, Ley de Despenalización del Aborto, Ley de Matrimonio Homosexual, Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo…. así como de otros avances como el preservativo, que tanto han supuesto en la detención de muertes por VIH y otras ETS.
Salvo el periodo de tiempo comprendido entre el final de la dictadura y la transición democrática, la Iglesia no ha sabido cautivar el sentir social de los españoles. Cualquier transgresión del orden social conservador-católico ha sido utilizada además políticamente.
¿Para cuando pues una Iglesia Social verdaderamente preocupada por los problemas sociales de verdad? ¿Reformamos la Constitución para explicar lo que es el laicismo? Esperemos que la Ley de Libertad Religiosa sea suficiente.