LA CRISIS SOCIAL


Nadie podría negar ahora la existencia de una grave crisis en España, pero, por extensión también a nivel mundial. Como bien nos han hecho ver a lo largo de estos casi dos años desde que estallara la crisis financiera, “estas cosas afectan de manera diferente en función de las circunstancias de cada país. La del nuestro y no es por ser agorero, es mucho más grande por cuanto el poder político no es capaz de elaborar una estrategia consensuada para salir de la misma y para articular todo un sistema de organización social y económica que permita superar y aprender del momento que vivimos.

¿Cuál es el momento en el que vivimos? Ya hemos dicho que vivimos ante una grave crisis económica y social, pero en el análisis nos quedaríamos cortos si solo alcanzáramos a diagnosticarla a través de la alta tasa de paro que sufre nuestro país, lo que obliga al Estado a hacer un enorme esfuerzo de gasto público. Para hablar de crisis social es necesario analizar todo el sistema, incluido el político porque es en su marco en el que se toman las decisiones fundamentales para cambiar el marco de convivencia y acción social. Hay que hablar también de una crisis en la mentalidad que nos ha traído hasta este camino.

La crisis económica es una prueba perfecta a nuestra clase política. Es un contexto que obliga a los políticos a buscar soluciones sin prisa pero sin pausa llegando a pactar toda una estrategia nacional con un contenido concreto de medidas políticas, sociales y económicas que nos permita decir a la salida de la crisis que hemos hecho los deberes.

España tiene muchos retos en la economía porque ha crecido gracias a las rentas proporcionadas de manera intensiva por el negocio de la construcción. Pero aquello se acabó y esos sueños dorados no se harán realidad y es por eso por lo que se necesita cambiar. No porque lo verde y sostenible sea ahora la moda. La construcción no ha sido tanto el mal que causó la crisis por muy hinchado que estuviera el negocio sino, en nuestro caso, el medio más expuesto a la misma gracias a un sistema económico excesivamente liberal y a una política monetaria expansionista. Ahora bien, la crisis se origina en el sistema financiero pero la crisis que viven los ciudadanos es la que hay que atender. Y claro, mientras los países de nuestro entorno se ponían las pilas, en España todavía estábamos buscando al culpable de la crisis. Y ahora, sin tener los deberes hechos, estamos buscando ansiadamente la recuperación. Y mientras tanto…¿Qué se ha hecho con el reto de España en materia de productividad laboral?, ¿tenemos ya una economía más verde y sostenible?, ¿hemos atado al sistema financiero para que no se nos desboque gracias a las maravillas de la globalización y vamos a apoyar una especie de Tasa Tobin?, ¿hemos solucionado el problema de la dualidad laboral y la alta tasa de paro?, ¿vamos a acordar un sistema fiscal acorde a los tiempos que corren y mediante un gran pacto?, ¿hemos aumentad el presupuesto de I+D+i y evaluado su implementación a nivel público y en el sector privado?

Con respecto a la crisis política y de mentalidad me gustaría ir por orden pero la verdad es que no sé muy bien si es la crisis política la que causa la crisis en la mentalidad ciudadana o es la crisis en la mentalidad ciudadana la que motiva la crisis política. Estoy seguro de que la cosa es compleja y por eso acabaré diciendo que ambas cosas se retroalimentan.

Ya hemos visto que hay muchas cosas por hacer, muchos deberes todavía que presentar y poco tiempo para solucionarlos. Si un ciclo alcista de actividad económica motivada por la solución del problema financiero llega sin que todos estos deberes estén hechos al final nos la volveremos a pegar y más gorda. Este debería de ser el pensamiento general y no aquel que propician los medios de comunicación y los partidos políticos. Actualmente nos debería preocupar la unidad y la cohesión social frente a la crisis y si los partidos no han sido capaces de fomentar durante la bonanza dicha cohesión social, ahora la desunión se vuelve contra el sistema. ¿Cuál es la crisis en la mentalidad ciudadana? La crisis en la mentalidad viene determinada por la cultura política de nuestro país. Los jóvenes todavía poco curtidos como yo, se limitan a decir que Zapatero es un desastre y los adultos todavía agraviados por pasados oscuros hacen algo parecido. Pero tenemos toda una generación de demócratas trabajadores que se merecen atención por parte de todos y no deberíamos estar a verlas venir diciendo si el culpable es aquel o el de allá sino exigiendo a nuestra clase política soluciones globales más allá de nuestro propio rasero.

Aunque es difícil actuar en consecuencia siendo ciudadano en una democracia partidista en la que el rédito electoral está por encima de la ética y la moral, del pensamiento de lo justo y de lo injusto a la hora de tomar decisiones. No dar soluciones ahora es mejor si se desgasta al Gobierno, un gobierno en minoría por cierto y que por sí mismo no hace nada salvo que legisle por Real Decreto. Esta teoría taurina la he expuesto muchas veces en este blog pero la repito para quien no la haya leído. Con un Gobierno en minoría la oposición tiene dos caminos:

1. Arrimar el hombro, hacer de la necesidad virtud y buscar en la debilidad del Gobierno un instrumento para sacar adelante las políticas que se crean eficaces.

2. Arrinconar al Gobierno contra las tablas, picarlo y banderillearlo hasta poderle dar una estocada final.

Esta claro que la oposición que padecemos se la ha jugado a la segunda y le da pavor acercarse al Gobierno para aconsejarle y se limita únicamente a las funciones de control de modo que las consecuencias más visibles de esta estrategia son por un lado escenificar su debilidad y soledad a todas horas, y por otro hacer posible que nada de lo que tenga que ver con la crisis afecte a la oposición y ésta pueda presentarse como la solución única a todos los problemas.

Y volvamos, para finalizar, a la conciencia ciudadana. ¿El problema es el Gobierno o el problema es quien está dispuesto a hacer los deberes que en forma de preguntas hacía más arriba? ¿Qué puedes hacer tú, ciudadano responsable, por cambiar las cosas? ¿Acaso no somos una democracia avanzada?

Anuncios

Desinformación en EL MUNDO…

Señoras y Señores, el sensacionalismo del “principal periódico de la oposición”, ese gran desinformador, nos ha vuelto a deslumbrar con su brillantez… ya tenían que sacar sus propias conclusiones precipitadas sobre el tema de la elección de Rio de Janeiro como ciudad organizadora de los JJ.OO de 2016 y la caída de Madrid. Lejos de criticar el proyecto, que incluso podría haber sido entendible si acaso hubieran mantenido una linea de pensamiento uniforme a lo largo de todo este periodo en que Madrid ha sido ciudad candidata, EL MUNDO ha preferido politizar el asunto y reducirlo al absurdo.
Ni que decir tiene que Madrid ha sido una gran candidata y aunque su presentación ha sido sin duda la mejor, hemos perdido y hemos perdido todos. Estoy completamente seguro de que la dirección del mundo tenía a un “click” las 10 razones para dar el no a Madrid y en otro “click” las razones para darnos el sí. A algunas cosas como esta se les llama OPORTUNISMO!
Voy a ir desgranando mi desacuerdo con este artículo, porque no quiero dejar pasar la ocasión de dejar en evidencia algunas intenciones oscuras de este diario digital:
1. Perfil bajo de las Estrellas. Dice que falta Pau Gasol y Rafa Nadal. Señores, eso no ha impedido que en la primera votación Madrid fuera la primera posicionada con 28 votos frente a los 26 de Rio. La apuesta de Madrid por el pasado, el presente y el futuro y por los juegos paralímpicos era un deber de toda ciudad candidata. La excelencia no solo la alcanzan los que salen más veces en la tele. Los juegos son de todos.
2. Rotación de Continentes: Norma no escrita. Puede ser verdad o no. Lleva funcionando 50 años pero casi 70 estuvo sin funcionar. Si no está escrita y si Madrid ha podido presentarse y llegar a la final es porque el Alcalde y la candidatura madrileña tuvieron el compromiso de que eso no iba a determinar la votación como, seguramente, así ha sido. Hay muchas más razones para explicar que los juegos se hayan ido a Rio.
3. Mediocridad Diplomática. Sinceramente, eso es puramente ganas de meterse con el Presidente del Gobierno y no hacer honor a la verdad. Si a los señores de EL MUNDO, Zapatero le parece mediocre, no pueden tildar a toda la delegación de tal cosa, pues teníamos la mejor. El Rey de España, El Presidente del Gobierno, La Presidenta de la Comunidad de Madrid, el Alcalde, El Vice Alcalde y muy muy muy importante: Juan Antonio Samaranch, presidente de Honor del COI.
En fin, decir que la delegción española era mediocre cuando ha sido la más completa sin duda es ganas de faltar a la verdad y decir tonterías por decir. A un periódico se le supone objetividad y rigurosidad informativa. Pero claro, no iban a dejar pasar la oportunidad de descabezar a ZP.
4. Falta de peso en el COI: En fin, como bien dicen ello, eso es simbólico….
5. Confusión con el Dopaje: Yo no sé si esta gente ha visto la presentación pero que yo sepa el Presidente del Gobierno, Zapatero, ha dicho que ese tema estaba subsanado y que se había aprobado un Decreto Ley que ponía al día este tema y ha mostrado documentos con la firma de todos los organismos internacionales competentes. Esto, puede ser un lastre, pero un tema subsanable de aquí a 7 años y por eso Madrid ha estado en la final, porque son temas secundarios.
6. Lo del entramado administrativo no lo conozco…pero vamos, con o sin entramado administrativo los juegos de Barcelona fueron los mejores organizados hasta entonces con el mismo sistema político, económico y territorial.
7. Fijaros que esto del video si que me parece más riguroso. Sin embargo, debo decir que Madrid ha hecho una gran presentación y la repetición de un video no es motivo para sepultar una candidatura. Quizá, eso si, hayamos nadado a contracorriente pero los criterios del COI son muy muy muy volátiles así que nunca se sabe con ellos.
8. Los últimos en salir de la crisis. Sinceramente, aunque seamos los últimos en salir de la crisis somos los primeros con una candidatura con el 80% de las obras licitadas o ejecutadas lo cual quiere decir que el esfuerzo económico que tenía que hacer España era mucho menor que el de Rio de Janeiro. Pero claro, como no iban a decir tal cosa estos señores, ¡Por qué morderse la lengua cuando puedes escupir el veneno!…En fin, la crisis económica hasta en la sopa. ¿Y si le damos la vuelta a la tortilla? Quizá podríamos haber hecho de la necesidad virtud y haber dicho que necesitábamos los juegos más que nadie para crear puestos de trabajo y dinamizar la economía. Y les voy a decir qué hubiera hecho el COI: No darnos los juegos. Con el victimismo no vamos a ninguna parte. Bueno, está muy de moda en EL MUNDO inventarse conspiraciones y falsificar documentos…podrían haber ayudado a la delegación a ocultar la realidad. Pero bueno, que les quede claro que según EL MUNDO, la culpa siempre la tiene ZP. Al final, por eso se parecen tanto al PP.
9. Eventos deportivos a la baja…En fin, yo aquí no sé que decir porque me parece una chorrada.
10. Barcelona demasiado cerca…Bueno, yo creo que directamente este punto se lo han inventado para que el total de los mismos fuera un número redondo (10). A ver, vamos a enseñar a contar a los miembros de EL MUNDO: 2016 – 1992= 24! Resulta que 24, ahora es menor que 12. Y yo que pensaba que las Matemáticas eran una ciencia perfecta….